La Policía Nacional ha detenido a dos personas, integrantes de una organización dedicada a utilizar tarjetas bancarias falsas en diferentes comercios de Alicante y Murcia, firmando los recibos con la identidad de terceras personas ajenas a los hechos. Hasta el momento se han esclarecido la comisión de tres compras fraudulentas que ascienden a más de 12.000 euros.

Anteriormente agentes de la Policía Nacional ya habían  detenido a 54 personas en siete comunidades autónomas implicadas en el uso fraudulento de tarjetas bancarias extranjeras en España para realizar compras en diferentes comercios conniventes.

Las falsificaciones y copiado de tarjetas se realizaban mediante el método conocido como “carding” o tráfico ilícito y fraudulento de la información contenida en las tarjetas de crédito. Con estos datos, los miembros de la organización realizaban transacciones falsas, ya sea mediante la introducción de forma manual o mediante la lectura de la banda magnética.

Esta información, obtenida por hackers, se comercializaba y se vendía en varias páginas y foros de Internet, con el objetivo de establecer contactos comerciales en todo el mundo con grupos delincuenciales dedicados a las estafas y falsificación de tarjetas de crédito.

Los agentes averiguaron otras dos compras fraudulentas de ordenadores, ipads y teléfonos móviles en una tienda de electrónica de Murcia, por un importe de más de 8.000 euros. Cuando los responsables de los establecimientos comerciales solicitaban la firma como prueba de titularidad, los autores simulaban la firma de otra persona.

Los investigadores pudieron determinar la identidad de uno de los autores, siendo este un veterano delincuente especializado en esta tipología delictiva, conocido por los policías encargados de la investigación de este tipo de fraudes y caracterizado por la gran movilidad geográfica, lo cual dificultó su localización.

Gracias a las pesquisas policiales, se consiguió igualmente conocer la verdadera identidad del otro implicado en estos hechos, procediendo a la detención de ambos en las localidades de Murcia y Málaga.

Además, se practicaron dos registros domiciliarios en estas dos ciudades en los que se intervinieron varias tarjetas en blanco, en las que se había troquelado la numeración ilícitamente obtenida de distintas víctimas, procediendo al troquelado de las mismas con diferentes filiaciones, tarjetas que acto seguido habían estado utilizando en diferentes provincias españolas de la costa mediterránea.

La investigación ha sido desarrollada por el Grupo de Delincuencia Económica de la Comisaría Provincial de Alicante, con la colaboración del Grupo de Fraudes Financieros de la Comisaría de Málaga.

Los detenidos fueron puestos a disposición judicial, tras el término de las diligencias policiales, decretando el juez el ingreso en prisión de uno de los detenidos.

 

Fuente: vlcnoticias